Lunes, 03 de diciembre de 2007
Publicado por JJmar @ 19:39
Comentarios (0)  | Enviar
Mientras miles de millones de seres humanos vemos con preocupaci?n el fen?meno del cambio clim?tico, mientras muchos plantean la gravedad de la situaci?n que se nos avecina y proponen medidas para que la mano del ser humano no sea causante de semejante desastre, hay un peque?o grupo de habitantes de nuestro planeta que ven en el Cambio Clim?tico la gran oportunidad de hacer negocios a escala planetaria.

Para ellos este fen?meno agrandar? a?n mas sus arcas, que ya en este momento cuentan con decenas de miles de millones de d?lares depositados en ellas. Para estos seres humanos los desastres ser?n la gran oportunidad de hacer grandes y jugosos negocios. Para que ello ocurra tendr?n que morir millones de otros seres humanos, tendr?n que ser destruidas ciudades enteras, campos de cultivos inmensos en todo el mundo, grandes inundaciones, etc.

Pero este es el costo que siempre se ha tenido que pagar para acumular las inmensas fortunas. La historia est? plagada de guerras, genocidios, masacres que han servido para acumular riquezas. Pueblos y civilizaciones enteras han sido borradas de la faz del planeta. Desde la antig?edad el mas fuerte ha dominado, ha acumulado riqueza y poder a costa del d?bil. En los ?ltimos decenios la industria de la guerra ha acumulado enormes cantidades de dinero.

Con el paso de algunos a?os nos enteramos que las causas que llevaron a la guerra eran inexistentes, que nos mintieron para justificar la invasi?n militar, pero eso no es problema, el negocio ya va en marcha. Adem?s nadie responde por los errores y las mentiras. Hasta ahora nadie ha sido juzgado por haber llevado a los norteamericanos a una guerra en Irak sobre la base de supuestos falsos. Los que fueron juzgados y ahorcados fueron los que sufrieron la invasi?n.

Ahora, adem?s de la guerra, han surgido los desastres naturales como la otra gran oportunidad de acumular riqueza. Lo sucedido en Nueva Orle?ns cuando el Hurac?n Katrina ha sido el gran campo de experimentaci?n. Son miles de millones lo que han acumulado las grandes empresas que asumieron el socorro o la reconstrucci?n. Una ganancia inesperada que les ha se?alado el camino. Nueva Orle?ns es hoy una ciudad con millones empobrecidos por el desastre y unas cuantas compa??as ganadoras.

Cuando vengan las futuras inundaciones y destrucciones masivas como consecuencia de la mayor fuerza de los huracanes de los pr?ximos a?os, el mercado comenzar? a abrirse m?s. Los contratos de reconstrucci?n y de ayuda humanitaria ser?n mas frecuentes. Pero estos ser?n solo los primeros s?ntomas del mercado emergente.

Luego vendr? el derretimiento de los casquetes polares y con ellos las inundaciones de todas las zonas costeras del mundo. Ser? un gran negocio a escala planetaria. Imag?nense las nuevas revaloraciones de las propiedades inmuebles en las zonas con mayor altitud sobre el nivel del mar, imag?nense las nuevas zonas costeras donde recomenzar? el turismo. Imag?nense el costo de apoyar a cientos de millones de refugiados ambientales. Las cifras ser?n verdaderamente astron?micas.

Adem?s el gran ej?rcito imperial, cada vez m?s privatizado, tendr? nuevas misiones que cumplir, habr? que continuar invadiendo campos petroleros para garantizar que el flujo del oro negro no se detiene. Los pozos claves ya no ser?n los del oriente medio, tendr?n que asegurarse los m?s cercanos y vitales, M?xico, Venezuela y Brasil encabezar?n las listas.

Habr? que salvar al pueblo norteamericano de millones de refugiados ambientales que amenazar?n su seguridad nacional. Habr? que invadir nuevos territorios para asegurar lugares seguros si los desastres golpean demasiado en los EUA.

En s?ntesis, las nuevas proyecciones de este mercado son el gran secreto a ocultar por hoy. Por una parte hay que combatir a los que hablan de proteger la capa de ozono, hay que evitar que los EUA y otros pocos firmen los convenios como el de Kyoto. Si se logra revertir el cambio clim?tico, la gran oportunidad se habr? perdido. Que importa que se salven cientos de millones de seres humanos si se perder?n millones de millones de d?lares.

Esta es la realidad que nos espera en los pr?ximos a?os. Para muchos puede parecer fantas?a o un mal argumento de una pel?cula de ciencia ficci?n. Si no cambiamos las cosas, en unos a?os, cuando alguien lea est?s l?neas, pensar? que la ficci?n de este momento, fue superada ampliamente por la realidad que estar? viviendo.

Ayutuxtepeque, Lunes, 03 de Diciembre de 2007.

Tags: cambio climático, medio ambiente, multinacionales.

Comentarios