Martes, 18 de diciembre de 2007
Publicado por JJmar @ 16:05
Comentarios (0)  | Enviar
La cifra de actos delincuenciales va en aumento cada d?a. Los datos que las distintas instituciones oficiales y particulares manejan son inexactos por una simple raz?n: Las v?ctimas no denuncian los hechos.

Por ello, basados en esos datos, el Ministro de Seguridad nos dice que la delincuencia est? bajando y que sus planes est?n teniendo ?xito. Pero los que vivimos a diario en contacto con la ciudadan?a sabemos que eso no es cierto. Todos los d?as conocemos de hechos delictivos que se perpetran contra amigos o conocidos, que simplemente no son denunciados.

El gobierno ha gastado varias decenas de miles de d?lares en una campa?a para incentivar a la ciudadan?a a que denuncie los hechos delincuenciales, pero esta no ha tenido el resultado deseado. Si bien se ha notado un ligero aumento de la denuncia en varios tipos de delitos, en general la tendencia es a no hacerlo.

Los delitos que se denuncian son aquellos en que no tenemos m?s alternativa que hacerlo. No denunciar a tiempo el robo de un veh?culo puede implicar a la v?ctima en un hecho delictivo y por ello hay que hacerlo. Como consecuencia, en estos casos las cifras que manejan las autoridades son bastante exactas. Pero las decenas de asaltos que diariamente se cometen en los autobuses del servicio p?blico de pasajeros solo se denuncian cuando terminan en un hecho de sangre. Cientos de hurtos y robos a transe?ntes suceden diariamente, solo en la ciudad de San salvador, sin que exista una estad?stica confiable.

Hay dos razones fundamentales por la cuales las v?ctimas no denuncian: por miedo y por falta de confianza. Ambos factores entremezclados se han convertido, de hecho, en la estrategia de terror contra la ciudadan?a honrada. Si no se rompe este binomio, la impunidad no podr? ser enfrentada, ya que el primer paso es la denuncia del hecho delictivo.

Todo delincuente amenaza a su v?ctima para que no denuncie el hecho, le hace creer que tiene forma de saber si la v?ctima lo hace. Adem?s muchas de las veces el delincuente se lleva los documentos de las personas y all? hay suficiente informaci?n personal si se quiere infligir un da?o. Por tanto decidir poner la denuncia es un acto de valent?a. Implica superar el miedo natural que todos padecemos despu?s de sufrir un hecho de esta naturaleza.

Pero para que el ciudadano denuncie hace falta otro ingrediente adem?s de la valent?a: la confianza en las autoridades. Confianza que ser? atendido con dignidad y eficiencia. Confianza que est? en presencia de autoridades serias y responsables. Confianza que la informaci?n que proporcione ser? usada con la debida confidencialidad. Confianza que las autoridades pondr?n todo su empe?o en que el hecho sea investigado y se castigue a los responsables.

Todos los ciudadanos que nos hemos visto obligados a ir a la Polic?a Nacional Civil a interponer una denuncia sabemos que los anteriores elementos de confianza son inexistentes. Desde que llegamos a la delegaci?n policial comenzamos a sufrir maltratos, la atenci?n que se nos brinda est? lejos de ser digna. A veces no tienen ni un formulario adecuado o una m?quina de escribir para tomar la informaci?n. El mismo oficial que nos atiende nos da a entender que poner la denuncia es solo un formalismo pero que de muy poco servir?. Tenemos la duda sobre si los delincuentes que nos atacaron no ir?n a pasar por all? vestidos de polic?as. Sabemos que las posibilidades de capturas y castigo son ?nfimas.

Cuando salimos de la delegaci?n policial vamos con la sensaci?n de que hemos sido v?ctimas dos veces, primero de los delincuentes y luego de la polic?a.

Mientras esta realidad no cambie, la gente no denunciar? aunque gasten millones en publicidad. Mientras la denuncia no sea posible, el primer paso para enfrentar la impunidad no se podr? dar.

Lamentablemente la Campa?a electoral del 2009 ha comenzado con demasiada anticipaci?n y esto impide el debate serio y propuestas reales de soluci?n. A los estrategas electorales del gobierno y su partido oficial puede convenirles que las v?ctimas no denuncien, pues as? se mantendr?n bajas las estad?sticas y nos vender?n la ilusi?n que este problema se est? solucionando.

Ayutuxtepeque, Martes, 18 de Diciembre de 2007.

Tags: delincuencia, seguridad

Comentarios