Jueves, 24 de abril de 2008
Publicado por JJmar @ 10:45
Comentarios (0)  | Enviar

Desde hace bastante tiempo hemos venido insistiendo en que la crisis económica que se nos avecina es grave. Pero nadie escuchó nuestras opiniones a pesar de que las hemos sustentado con bastante firmeza. Pero resulta que de pronto, todos son concientes de la crisis. Esta ocupa los principales titulares y hasta el Diario de Hoy nos dice que lo peor está por llegar ¿A que se deberá este cambio de actitud? Siempre han jugado a ocultarnos las crisis y las malas noticias ¿Por qué ahora las destacan?

 

Pero las cosas no terminan acá. Resulta que hasta Manuel Enrique Hinds, ex ministro del gobierno de Calderón Sol, ahora nos anuncia la devastación económica que se nos viene y urge al gobierno a tomar medidas urgentes y en la dirección correcta. Ya se le olvidó a este señor, que fue precisamente él uno de los más importantes promotores de la destrucción agraria que vivimos. Que él fue de los que le apostó a las maquilas como modelo de desarrollo para nuestro país. Decía que en 72 horas el podía convertir un campesino en pega botones de una empresa de maquila. Que fue el pionero de la dolarización, aunque no se atrevieron a implementarla durante ese gobierno.

 

¿Porqué ahora ese cambio de actitud?

 

Se les olvida que la enorme vulnerabilidad del país frente a la crisis que se nos avecina es consecuencia de casi veinte años de políticas neoliberales implementadas a rajatabla por los gobiernos areneros. Son ellos los que destruyeron todas las posibilidades que teníamos de defendernos. Destruyeron la agricultura, destruyeron la actividad industrial, destruyeron todo el aparato productivo nacional. Nos pegaron casi exclusivamente al mercado norteamericano para enviar nuestras escasas exportaciones. Nos convirtieron en un pueblo consumista, que no sabe vivir sin los Centros comerciales atestados de baratijas.

 

Hay que tener el cerebro en el trasero, para hacer, por ejemplo, lo que le hicieron al valle de Zapotitán. Las mejores tierras laborables del país, las más fértiles, fueron lotificadas para poner fábricas contaminantes y construir decenas de millares de viviendas.

 

Mi pregunta entonces es más válida ¿Por qué ese repentino cambio de actitud?

 

La realidad es que ya nos están preparando para que enfrentemos la crisis con resignación. Como no la pueden ocultar, entonces nos la deforman para que la aceptemos. Nos van a decir que la crisis es mundial, que todos estaremos jodidos. Que hasta los gringos, acostumbrados a la buena vida, hoy tendrán serias dificultades. La idea es que nos conformemos.

 

Luego vendrán a decirnos que las cosas podrían ser peor, de no ser por la infinita sabiduría del Presidente Saca, que con sus planes de redes solidarias y otros, nos está acolchonando el impacto de la crisis. Que estaríamos peor si el país estuviera en manos de los comunistas. Por tanto hay que agradecer al supremo gobierno y volver a votar por ellos en enero y marzo del 2009.

 

Muchos salvadoreños han tomado conciencia y no caerán en la trampa. Pero también hay cientos de miles, que por su analfabetismo cultural y político son fácil presa de las propaganda masiva, distorsionada y amenazante que se nos vendrá encima. Allí debemos centrar las baterías. En los que todavía creen en las promesas de la derecha. Por ello ahórrense las putiadas y busque despendejizar a otros que lo necesitan.

 

Ayutuxtepeque, Jueves, 24 de Abril de 2008.


Tags: crisis económica, recesión.

Comentarios