Jueves, 26 de junio de 2008
Publicado por JJmar @ 18:49
Comentarios (0)  | Enviar

El 21 de julio se cierra el padrón electoral para efectos de las elecciones del 2009. Después de esa fecha todos los salvadoreños que saquen por primera vez su DUI no podrán votar en esas elecciones. La ley prevé el cierre anticipado del padrón para poderlo revisar, ponerlo a disposición de los ciudadanos para corregir errores evidentes y publicarlo para el día de las elecciones.

 

Los jóvenes que cumplirán 18 años entre la fecha del cierre (21 de julio) y el día de las elecciones deben presentarse a los DUICENTROS para inscribirse antes de esa fecha, es decir que dejan toda su información para que el día de su cumpleaños solo lleguen a traer el plástico y de esa manera podrán votar en las elecciones. Pues al inscribirse antes de la fecha de cierre el TSE podrá capturar esa información aunque todavía no se le haya entregado el plástico al futuro ciudadano.

 

Para ello el Tribunal Supremo Electoral ha iniciado desde hace varias semanas una campaña en los medios de comunicación invitando a los jóvenes a inscribirse antes del 21 de julio para que puedan votar. Según los datos, el número de jóvenes que cumplirá 18 años entre el 21 de julio y el día de las elecciones es de aproximadamente 110,000, por o tanto vale la pena la campaña para motivarlos a votar.

 

Pero a menos de un mes del cierre del Registro Electoral, son menos de siete mil jóvenes los que se han inscrito para poder votar. Es decir, ni siquiera el siete por ciento del universo potencial. La interpretación fácil es decir que la campaña publicitaria es deficiente o que le faltan recursos, pero esto no explica lo sucedido.

 

Lo que realmente sucede es que nuestra juventud tiene muy poco interés por la política, mucha desconfianza en los partidos políticos y en el gobierno. Por tanto esto se traduce en indiferencia.

 

Hace casi un año (julio 2007) el Instituto Universitario de Opinión pública (UIDOP) de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA) realizó una Encuesta Nacional de Juventud. Este esfuerzo valiosísimo que ha sido poco estudiado por nuestros tomadores de decisiones, es una herramienta útil para buscar respuestas al problema señalado.

 

Un dato que puede ser muy útil es la respuesta de nuestra juventud sobre la confianza en las instituciones: el 78.2% tienen poca o ninguna confianza en el gobierno central, el 81.7% tiene poca o ninguna confianza en los Partidos Políticos y el 82.95 tiene poca o ninguna confianza en la Asamblea Legislativa. Estas instituciones son precisamente parte del proceso electoral.

 

En el otro lado las tres instituciones que generan la mayor confianza de los jóvenes: el 51.9% tiene mucha o alguna confianza en la Iglesia Católica, el 42:6% tiene mucha o alguna confianza en la Iglesia Evangélica y el 46.0 tiene mucha o alguna confianza en la Procuraduría de Derechos Humanos. Ninguna de estas instituciones son actores de un proceso electoral.

 

Cuando se evalúa el tipo de participación juvenil en diversas organizaciones, el 26.0% manifiestan ser miembros activos de equipos deportivos, el 22.1% son miembros activos de grupos religiosos y solo el 3.3% es miembro activo de un partido político.

 

Podría seguir abundando en datos pero solo haría mas largo el comentario. Creo que la realidad cae de su propio peso, los políticos no hemos hecho nada por la juventud, nuestros dirigentes y tomadores de decisiones del país no han sabido ganarse la confianza ni el respaldo de la juventud. Esto va para todos, derechas, izquierdas y centros. Para Funes y Ávila, para Salgado y Mena, para Dada y Gallegos.

 

La escasa respuesta de los jóvenes a sacar el DUI antes del 21 de julio para poder votar, es un mensaje. En primer lugar para los políticos, pero también para todos los salvadoreños que presumimos de un mínimo de conciencia social. Sin la participación de los jóvenes, el futuro no será el ideal para nuestro país.

 

Ayutuxtepeque, Jueves, 26 de Junio de 2008.


Tags: juventud, participación política

Comentarios