Jueves, 07 de mayo de 2009
Publicado por JJmar @ 11:53
Comentarios (0)  | Enviar

Desde hace varias semanas la derecha salvadoreña estaba maquinando sobre como asumir el control de la lista que el Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ) presentó a la Asamblea Legislativa con los candidatos a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). La inmoralidad y la falta de ética del CNJ al proponer a tres de sus mismos integrantes en el listado abrió la puerta para que se comenzara a presionar por un cambio de la lista, en la cual se incluyan a conocidos abogados corruptos que habían quedado fuera. El problema para la derecha era cómo hacerlo sin que aparecieran violando descaradamente la ley.

 

La decisión tomada por los concejales, aunque es inmoral, es legal. Los mismos diputados de la derecha se negaron hace mas de un año a modificar la ley prohibiendo las auto elecciones. Por tanto no hay prohibición expresa. Al principio maquinaron para que la Asamblea Legislativa rechazara el listado, pero no encontraron basamento jurídico.

 

Ahora recurren a su viceministra de Turismo Michelle de Gutiérrez para que presentara un recurso de inconstitucionalidad ante la Sala de lo Constitucional de la CSJ, alegando que como precandidata se le violaron derechos. La Sala de lo Constitucional se apresuró a estudiar el caso, admitir el recurso y declarar la suspensión del acto reclamado. Por tanto, todo el proceso que se ha iniciado en la Asamblea Legislativa queda suspendido.

 

Esta es una situación similar al caso de las elecciones del 2004, cuando como consecuencia de sus resultados tenían que desaparecer tres partidos políticos, el PCN, el PDC y el CDU. Pero los primeros dos partidos presentaron ante la Sala de lo Constitucional de la CSJ un recurso de amparo, este se apresuró a admitirlo y a ordenar la suspensión del acto reclamado. Con esta resolución de Cámara el TSE ya no pudo continuar el proceso de cancelación de los dos partidos. Solamente canceló al CDU. El tiempo pasó, vinieron las siguientes elecciones, estos dos partidos volvieron a participar y todo fue quedando igual.

 

Ahora, nuevamente la derecha usa el mecanismo del recurso de amparo y la resolución de la Sala de suspender el hecho, para voltear la tortilla a su favor. Por esta vía les torcerán el brazo a los miembros del CNJ. Les perdonarán el error a cambio que confeccionen una nueva lista, en la cual se acomodarán ciertas figuras funestas para la institucionalidad jurídica del país pero funcionales a los intereses de los poderosos.

 

Además es la composición de la misma Sala de lo Constitucional la que está en juego. Pues de esos listados saldrán los nuevos magistrados que sustituirán a algunos de los que ya se van. Pero aquí si se vale ser juez y parte. La derecha sabe lo estratégico que es tener una correlación favorable en la CSJ y especialmente en la Sala de lo Constitucional, no van a renunciar fácilmente a este privilegio.

 

Considero que todas las organizaciones de la sociedad civil que en forma patriótica y sana, se pronunciaron en su momento, contra la inmoralidad del CNJ, deben también pronunciarse ahora para exigir que en la nueva lista aparezcan abogados capaces y honestos, con la suficiente valentía para enfrentar las presión de de los poderosos. Que hagan ver a la opinión pública que se trata de mejorar las cosas no de empeorarlas. Si no lo hacen y dejan que tranquilamente la derecha recomponga la lista a su favor, se volverán cómplice que las cosas continúen igual o peor en nuestro Órgano de Justicia.

 

Ayutuxtepeque, Jueves, 07 de Mayo de 2009.


Tags: Estado de derecho.

Comentarios